Hoy es un gran día para nuestro Poligono y para la Asociación de Empresarios Pol. El Montalvo integrada en la Confederación Empresarios de Salamanca – CES, porque tras tiempo reivindicando la necesidad de nuevas plazas de #aparcamiento, el Ayuntamiento de Salamanca ha dado luz verde al proyecto. Serán plazas de mayor tamaño que las habituales (2,5 metros * 6 metros) para que tanto turismos como furgonetas puedan utilizarlas. El presupuesto de 290.000 €, es mayor que en otras ocasiones, dado que en lugar de quedar terminado en zahorra como en otros casos, estos 2 parkings tendrán firme de hormigón.

Las dos nuevas zonas de estacionamiento, muy próximas entre sí, se habilitarán en los terrenos ubicados entre la calle Nobel y la ronda sur de la autovía de circunvalación. Sumarán 115 plazas. Estas serán además de unas dimensiones superiores a las habituales en otros aparcamientos en superficie de la capital del Tormes. Tendrán un ancho de 2,5 metros y un largo de hasta seis metros, con el objetivo de que puedan ser utilizadas por las numerosas furgonetas que cada día acuden al polígono, en muchos casos para realizar operaciones de carga y descarga. El aparcamiento más cercano a la glorieta de Europa, situada al final del Zurguén, tendrán capacidad para 58 vehículos -al menos dos de ellos de personas con movilidad reducida- y la otra zona de estacionamiento, muy próxima al cruce de las calles Nobel y Benz, tendrá tan solo una plaza menos. Ambos contarán con dos glorietas interiores en los extremos para facilitar los cambios de sentido.

La inversión prevista para ejecutar este proyecto, que previsiblemente será aprobado en la Comisión de Fomento en las próximas semanas, superará los 290.000 euros. El presupuesto es más elevado que otras intervenciones similares que ha promovido el Consistorio. La razón es que, frente a otros casos en los que la superficie de las parcelas ha quedado en zahorra, esta vez las dos áreas de aparcamiento se pavimentarán, según ha podido saber este periódico. Su firme será de hormigón, dado que se espera que sean zonas muy transitadas por automóviles, que además de llevar carga, tendrán un peso superior al de los vehículos particulares.